Usted está aquí: La Parroquia Ecología Fisiografía y Suelos

Fisiografía y Suelos

El suelo es considerado como uno de los recursos naturales más importantes de la parroquia, de ahí la necesidad de mantener su productividad, para que a través de este y las prácticas agrícolas adecuadas se establezca un equilibrio entre la producción de alimentos y el incremento de la población.

En cuanto a su geología, los suelos de la parroquia son de tipo inceptisol los mismos que se caracterizan por un débil desarrollo de horizontes, origen volcánico reciente y ocurrencia típica en zonas recientemente deglaciadas. Los Inceptisoles se presentan en cualquier tipo de clima y se han originado a partir de diferentes materiales parentales (materiales resistentes o cenizas volcánicas); en posiciones de relieve extremo, fuertes pendientes, depresiones o superficies geomorfológicas jóvenes.

El clima es el típico de la zona alto andina, que va desde los 4º centígrados hasta los 18º durante la época de verano. De acuerdo con los resultados del Diagnóstico participativo, las estaciones no son tan marcadas como hace varios años, estos se debe a los procesos de la tala indiscriminada de los bosques y por la emisión de ceniza producto de la erupción constante del volcán Tungurahua; la una época lluviosa en nuestra zona suele ser en los meses de febrero, marzo, abril, y parte de mayo; una estación de verano durante los meses de agosto, hasta noviembre. Los meses restantes son de transición ya que normalmente suelen presentar un clima húmedo frío pero con presencia de lluvias moderadas
 

Usted está aquí: Home La Parroquia Ecología Fisiografía y Suelos